Procedimientos Administrativo-Laborales.

Agotamiento previo de la Reclamación Administrativa, como requisito de procedibilidad de las acciones laborales en contra de entidades públicas Artículo 6° del Código Procesal del Trabajo y de la Seguridad Social y normas concordantes.

Precedente Jurisprudencial.

La Corte Constitucional, mediante Sentencia T-453 de 1992-07-13, precisó lo siguiente:

“(,..)la vía adecuada para demandar el reconocimiento de la pensión de vejez, negada en la actuación administrativa, es la acción laboral ordinaria tomando en cuenta que la reclamación se intentó ante e Instituto de Seguros Sociales con fundamento en el cumplimiento de requisitos causados en desarrollo de una relación laboral de carácter privado derivada de un contrato de trabajo; por ello, la solución del conflicto que suscita la decisión oficial corresponde, como se dijo, a la jurisdicción laboral, la cual fue instituida para resolver las controversias jurídicas que se originan directa o indirectamente de un contrato de trabajo y especialmente “de las controversias, ejecuciones y recursos que le atribuye la legislación sobre seguro social”; al respecto, debe tenerse presente que el Código Procesal del Trabajo fue expedido mediante el Decreto 4133 de 1948 y, para ese momento, la ley 90 de 1946, por virtud de la cual se estableció el seguro social obligatorio para amparar los riesgos de enfermedad, invalidez, vejez y muerte y se creó el Instituto de Seguros Sociales, había dispuesto en su artículo 68: “Las controversias que suscita la aplicación de la presente ley entre patronos y trabajadores, o entre el Instituto o las Cajas y los patronos, asegurados o beneficiarios, por razón del seguro, serán de competencia de la justicia del trabajo”.

” Tratándose de demandas contra actos de entidades de derecho público, administrativas o sociales, es requisito indispensable agotar el procedimiento gubernativo o reglamentario correspondiente, al igual que se exige para demandar ante la jurisdicción de lo contencioso administrativo, de conformidad con las reglas establecidas en los artículos 2, 6 y 11 del Código de Procedimiento Laboral. (Las negrillas, no son del texto original).

De lo transcrito, se puede ver como la sentencia deja claramente establecido la naturaleza jurídica de la reclamación que se adelantó ante el Instituto de Seguros Sociales, (hoy COLPENSIONES), corresponde legalmente a una  actuación administrativa y por ello, precisa la obligación legal de agotar la reclamación administrativa en las mismas condiciones que previamente debe hacerse para las acciones contenciosas administrativas; es decir, con el mismo rigor que ordena la ley para que no se incurra en un indebido agotamiento de la vía gubernativa, pues para para demandar las entidades de derecho público, así lo exige el Código Procesal del Trabajo y de la Seguridad Social.

Esta actuación administrativa, es la misma que el Gobierno con la asesoría del doctor Eustorgio Sarria, reglamentó parcialmente con el Decreto 2733 de 1959, que luego fue mejorado en el DL 01 de 1984 y que ahora forma parte de los primeros 102 artículos de la Ley 1437 de 2011.

Con tantas normas y jurisprudencia, no debería confundirse la simple reclamación escrita que el trabajador puede hacer al empleador para interrumpir la prescripción, con el debido agotamiento de la reclamación administrativa, que se exige para poder demandar a una entidad de derecho público, pues esta reclamación, no sólo interrumpe la prescripción, sino que la suspende cuando incurre en silencio administrativo negativo.

Siendo legalmente así, son muchas las demandas en contra de COLPENSIONES, que se adelantan sin el debido agotamiento de la reclamación administrativa, la cual no tiene el carácter de empleadora de quienes le piden reconocer y pagar las pensiones.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *